El río muestra a cada persona tal cual es

La pesca nos retrata

El río pone muchas veces de manifiesto como es cada uno... Por ejemplo frente a un mismo acontecimiento, por ejemplo perder un gran ejemplar, hay personas que se enfadan con todo, con todos y consigo mismo; otros pescadores intentan averiguar el porqué de la pérdida de ese pez; otros prefieren pensar que no podían hacer nada y que fue así y ya está; otros analizan tanto todo que pueden llegar a la conclusión de que la mejor forma de no haber perdido esa gran pieza es no habiendo hecho ese viaje... Es una broma, pero podría llegar a haber pensamientos así.

Nos ponemos ahora en otra situación. No se pesca, hay quién rápidamente dictamina que no es el día, otros (la mayoría) justifican su fracaso con que no hay peces en el río y por consiguiente se enfadan con su guía de pesca porque les ha llevado a un tramo sin peces... jejeje...

Otros se preguntan el porqué y analizan lo que ha pasado ese día y qué condiciones había; otros únicamente piensan en la mosca; algunos pescadores se preguntan que habrán estado haciendo mal para que ese día no se pescara; algunos, muy agresivos, deciden pagarla con el guarda o con aquel pobre bañista que estaba tranquilamente en un recodo a la vuelta del río... Un sin fin de respuestas que, en definitiva, están haciéndonos ver cómo es esa persona en el fondo y es que...

¡¡La pesca es mucho más que un deporte, mucho más que una afición!!

Publicado en Salvelinus

Compártelo